fbpx

Aumento Mamario

Aumento Mamario

La estética del pecho es uno de los factores más importantes de la femineidad. La forma y tamaño de las mamas condicionan enormemente a cualquier mujer, afectando a la seguridad en sí misma y a su autoestima.

No existe el pecho perfecto, pero cuando es muy pequeño o se ha quedado vacío por las lactancias o por una gran pérdida de peso, el defecto puede ser corregido muy fácilmente con el implante de prótesis mamarias.

 

TÉCNICA DE IMPLANTE DE PRÓTESIS DE MAMAS

1. VÍAS DE ACCESO

Las vías de acceso para poner unas prótesis mamarias son tres: Submamaria, Axilar y Areolar. Cada una presenta sus ventajas y desventajas. La elección final depende de la experiencia personal del cirujano y de las características físicas de la paciente.

  • Vía Submamaria: la incisión y consiguiente cicatriz se localiza en el pliegue debajo de la mama. Es una vía muy fácil y que permite implantar cualquier tipo de prótesis. Es muy segura, pero la cicatriz, por buena que sea, está en una zona más visible.
  • Vía Axilar: la cicatriz es buena y sin relación con el pecho, pero es una vía más problemática y que presenta más complicaciones. Es conveniente sólo en determinadas ocasiones.
  • Vía Areolar: estéticamente deja una cicatriz muy buena y casi invisible. Es tan segura como el surco submamario. En su contra hay que decir que hay modelos de prótesis que son muy difíciles de colocar correctamente.

2. POSICIÓN DEL IMPLANTE

En este caso también existen diferentes opciones para colocar un implante mamario, y la decisión hay que tomarla en base a las características físicas de la paciente.

  • Posición Retropectoral: el implante se coloca en un “bolsillo” que se realiza entre el músculo pectoral mayor y el pectoral menor y las costillas. Es una posición que tiene sus ventajas cuando se necesita cubrir el tercio superior de las prótesis para limitar la visibilidad de la parte superior del implante. En su contra hay que subrayar que es menos natural y que hay que cortar el musculo pectoral. Además, se pueden producir efectos pocos naturales con las contracciones del músculo. Se utilizaba casi a rajatabla con las prótesis antiguas para enmascarar el encapsulamiento de las prótesis.
  • Posición Retroglandular: el implante se coloca entre la glándula mamaria y el músculo pectoral, en una posición más natural para aumentar el volumen de la glándula. Con las prótesis de gel cohesivo el resultado estético es más natural, no conlleva lesiones del músculo pectoral ni movimientos innaturales.
  • Posición Retrofascial: el implante se coloca detrás de la fascia que recubre el músculo pectoral. El resultado es mejor que poniendo las prótesis detrás del músculo, pero hay un mayor sangrado y más dolor. Se utiliza muy poco.

 

TIPOS DE IMPLANTES DE PECHO

Las prótesis mamarias son de diferentes tipos y formas, pero en todos los casos son un envoltorio de silicona relleno de suero fisiológico (agua) o de un gel de silicona. Entre los dos tipos, las de gel de silicona son mucho más fiables y proporcionan un resultado estético muy bueno y muy natural.

En los últimos años, los implantes mamarios han sufrido una evolución importantísima y el antiguo gel de silicona ha sido sustituido por los geles cohesivos. El gel cohesivo presenta muchas ventajas si lo comparamos con el anterior. Básicamente, al tacto es mas “compacto”, pero esto no quiere decir más duro. La ventaja del gel cohesivo es una mayor seguridad:

  1. Si la prótesis se rompe, el gel no sale de su envoltorio.
  2. El gel tiene “memoria”, así que no cambia de forma y reduce el problema de las arrugas (rippling) que podían aparecer con las prótesis antiguas y en pacientes muy delgadas.
  3. Aparentemente ha desaparecido el problema de la micro-trasudación a través del envoltorio. Esto quiere decir que se ha reducido la inflamación crónica que causaban las antiguas prótesis. Se reducen también, y de forma drástica, los problemas de rechazo, endurecimiento o encapsulamiento.

La comparación entre una prótesis antigua y una actual se parece a comparar un coche actual con uno de hace 15 años.

 

Lo bueno se comparte