fbpx

Lo que debes saber antes de una cirugía estética

Lo que debes saber antes de una cirugía estética

Si estás pensando en cambiar tu imagen de forma permanente o considerando la decisión de realizarte una cirugía estética, entonces debes calcular bien los beneficios y los riesgos.

Según la doctora María Jesús García-Dihinx, especialista en Cirugía Plástica y Reparadora del Hospital de Día Quirón Salud Zaragoza, “está en juego la imagen física de los próximos años, por lo que vale la pena invertir el tiempo que sea necesario en encontrar el cirujano que llevará a cabo la operación.

Basándonos en la opinión de la doctora podemos decir que una parte fundamental de conseguir buenos resultados es encontrar el profesional adecuado, lo que nos lleva al primer punto.

¿Quién y cómo?

El cirujano

Es indispensable saber que los profesionales capacitados para llevar a cabo este tipo de intervenciones quirúrgicas son exclusivamente los que tengan el título de Médico especialista en Cirugía Plástica Estética, no es suficiente que en sus consultas se indiquen frases del tipo “especialista en Cirugía Estética”.  

Algunos tópicos en los que puedes enfocarte para conocer mejor a tu cirujano/a son:

    • Qué tiempo tiene ejerciendo, experiencias previas.
    • Dra. en cirugía estetica Siempre es bueno ver el portafolio de fotos de antes y después del cirujano en cuestión.
    • Cuáles garantías sobre los resultados ofrece.
  • Además, debemos sentirnos en confianza y seguridad desde el primer contacto con el mismo.

Una vez que se ha elegido el cirujano y se ha establecido con él o ella la necesaria confianza, es preciso despejar todas las dudas que nos invaden, esto es crucial para continuar con el proceso.   

Te puede interesar:  Cirugía Estética en República Dominicana

Algunas de las dudas más frecuentes y/o requerimientos que tiene la mayoría son:

    •  Precio total del proceso, es siempre una opción recomendable tener la cotización completa de la cirugía que deseamos realizarnos.
    •  Respeto a las fases planificadas del procedimiento, que conlleva el antes, el durante y el después, qué riesgos implica. Hablar sobre cada una de las fases con especial detalle.
    •  Tipos de anestesias posibles y cuál recomienda y por qué.
    •  Complicaciones del procedimiento, si existen. Cuáles manifestaciones secundarias se deben esperar.
  • Posibilidad y consejo sobre una segunda cirugía.

Hay varias medidas que puede tomar antes de la cirugía para evitar contratiempos y ayudarle a recuperarse más rápidamente. marcado para cirugia estetica

Hable con su cirujano sobre lo siguiente:

Si fuma, trate de dejar de fumar antes de la operación. La anestesia general surte un efecto en el funcionamiento normal de los pulmones. Todo período sin fumar es beneficioso. Es mejor si deja de fumar por lo menos dos semanas antes de la cirugía. Si no puede dejar de fumar, incluso el fumar menos es beneficioso.

Dejar de fumar antes de la cirugía ofrece los siguientes beneficios:

—El riesgo al que se expone por la anestesia se reduce.

—La herida sana más rápidamente.

—El riesgo de contraer pulmonía, una infección en los pulmones, se reduce.

Si usa medicamentos, pregunte si debe seguir usándolos antes o después de la operación. Asegúrese de que su proveedor de atención médica esté al tanto de todos los medicamentos que usa, tantos los que se le han recetado como los que compra sin receta médica, como las vitaminas, las hierbas medicinales u otros suplementos.

Algunos medicamentos se deben suspender antes de una operación, mientras que otros pueden interactuar con otros medicamentos que le hayan recetado.

Siga una dieta especial antes de la cirugía si su cirujano lo recomienda.

Si tiene diabetes, mantener un buen control de los niveles de glucosa antes de la cirugía puede promover su recuperación.

Recomendación

Puede asistir a consulta con un familiar o amigo si así lo prefiere, debe informar a su cirujano que desea que este le acompañe y esté informado de todo el proceso. Esta persona puede hacerse cargo de hacer los pagos, recoger exámenes, estar al pendiente y aliviar los nervios por las expectativas generadas.

Asumir el proceso de forma consciente nos ayuda a estar calmados, saber con certeza que elegimos bien el procedimiento correcto y el profesional a cargo nos provee una sensación de alivio y relajación durante el proceso, lo que puede traducirse en una rápida recuperación y mejores resultados.

Fuente: Women’s Health Care Physicians

Lo bueno se comparte
  • 1
    Share