fbpx

Laserlipólisis

Laserlipólisis

Laserlipólisis o Lipoláser es un tratamiento para eliminar grasa acumulada que consiste en la aplicación de una fibra óptica que conduce una luz láser de forma transcutánea. La emisión específica del tipo de láser empleado permite destruir el tejido graso y obtener una contracción importante de la piel. Actualmente es la propuesta ideal,

Además de estos efectos, el Lipoláser tiene otros beneficios como el efecto coagulante (reducción del sangrado) y menor trauma mecánico en el procedimiento. Estos dos puntos producen una recuperación mucho más liviana, porque el componente inflamatorio que se desencadena es leve.

Te puede interesar: Haz una cita

 

ZONAS A TRATAR CON LASERLIPÓLISIS

La contracción inmediata de la piel que produce el laserlipólisis permite ampliar el tratamiento a zonas de acceso complicado para la liposucción tradicional por su mala respuesta en la contracción o por las irregularidades que mostraban en el evolutivo. Así, zonas difíciles como cara interna de muslos o brazos, abdómenes afectados de forma importante por la flacidez, papada, rollitos altos del sujetador y otros, pueden tratarse mediante la liposucción láser o Lipoláser.

Además, por supuesto, las zonas más clásicas a corregir y remodelar como cartucheras y glúteos, región abdominal y costados son indicaciones ideales para esta técnica, con alta tasa de satisfacción tanto para los pacientes como para nuestros facultativos.

Es muy interesante para realizar correcciones de volumen en pieles desvitalizadas, como el abdomen tras el embarazo o la cara interna de los muslos. Abre la posibilidad de obtener lipo-remodelación en pacientes de mayor edad, más proclives a la flacidez debido a la desvitalización de dermis y septos gracias al efecto de skin tightening o contracción cutánea originada por la liberación de proteínas de choque térmico que se produce durante el tratamiento.

 

LIPOSUCCIÓN LÁSER PARA CORREGIR LOS RESULTADOS DE LA LIPOSUCCIÓN CONVENCIONAL

Se ha convertido esta herramienta para los retoques sobre liposucciones previas con irregularidades en la piel o con componente importante de la flacidez después de la cirugía.

Otra ventaja es que no requiere procedimientos anestésicos mayores, por lo que permite la incorporación casi inmediata a la vida normal en 24 horas. Las molestias que tienen los pacientes en los dos o tres siguientes días son semejantes a las agujetas y remiten en menos de una semana.

También te puede interesar: Haz una cotización

 

CÓMO FUNCIONA EL LIPOLÁSER?

El neonimio: yag   fotona  (laser de pulso corto) es la siguiente:

  • 975 nm, como longitud de onda eficaz para calentar el agua de la dermis y del tejido graso, lo cual desencadena la producción de nuevo colágeno, fruto de las cascadas metabólicas originadas por el efecto térmico.
  • 924 nm, indicado para destruir el tejido graso sin afectar a las demás estructuras colindantes y tejidos adyacentes.

La técnica se realiza introduciendo bajo la piel la fibra óptica, que tiene un calibre de 1 mm y es flexible. La incisión realizada para introducir la fibra es de tamaño mínimo. A través de ella se hace posible la conducción de la luz de láser a nivel intradérmico;  se emplea la luz láser que destruye la grasa también  produce la contracción de la piel y los septos fibrosos de la grasa areolar. Esta  fase permite el reajuste de la piel al nuevo contorno de la silueta.

ALGUNAS DE LAS CARACTERÍSTICAS DIFERENCIALES DEL LASERLIPÓLISIS O LIPOLÁSER® SON LAS SIGUIENTES:

  • El efecto de contracción de los tejidos evita la flacidez post-lipoescultura, evita deformidades del contorno y genera una contracción más homogénea de toda la piel.
  • La emisión específica para destruir la grasa genera un efecto de “meeting” o “derretido”, respetando las demás estructuras tisulares, a diferencia de la liposucción tradicional.
  • El efecto coagulativo del láser sobre la microcirculación de la zona evita los hematomas y el sangrado de forma eficaz.
  • Al ser un tratamiento menos traumático, el tipo de recuperación se reduce al mínimo.
  • La incisión que se practica sobre la piel es de algo más de un milímetro.
  • Los procedimientos de baja o media extracción de grasa o de áreas circunscritas se pueden realizar bajo anestesia local.
  • Se trata de una técnica aplicable a casi cualquier área del cuerpo.
  • Permite el retoque refinado de resultados de liposucciones previas no satisfactorios.
  • En liposucciones de grandes volúmenes se puede emplear como una técnica asociada a la lipoaspiración convencional para asegurar una buena respuesta de la contractura cicatricial de la piel del área tratada.

 



Lo bueno se comparte