fbpx

Mantener los resultados después de una liposucción: 3 consejos.

Mantener los resultados después de una liposucción: 3 consejos.

Una de las principales preocupaciones que puedes tener después de una liposucción, claro está, además de tener la recuperación deseada, es cómo mantener tus resultados, es decir, cómo no recuperar la grasa extraída.

Existen muchos casos de personas que después de una liposucción, empiezan a llevar un estilo de vida mucho menos saludable que el qu tenían antes de recurrir a la intervención, lo que es, obviamente, una terrible decisión.

Por este motivo se discute el hecho de que la grasa extraída en una liposucción se recupera en el transcurso del primer año tras la cirugía, y hasta hay quienes aumentan el doble, y es que ¿Cómo no?

Hay que tener claro que el cuerpo no cambia su metabolismo después de una liposucción, Se mantiene con la misma velocidad de absorción de nutrientes que antes.

Por este motivo, si ya has pasado por el proceso quirúrgico o si vas a realizarte una liposucción, te presentamos 3 hábitos que debes crear o mantener para que tus resultados no hagan un acto de magia y desaparezcan.

 

3 Hábitos a mantener después de una liposucción

no recuperar la grasa después de una liposucción

 

 

1.Selecciona  ejercicios según el área que hayas sometido

 

Tras cada tipo de intervención se establece un tiempo de reposo que debe respetarse en beneficio del paciente y los resultados.

Una vez tu periodo de recuperación haya culminado, lo primero en que debes enfocarte es en realizar los ejercicios denominados como “cardio”.

Puedes iniciar con 30 minutos de caminata e ir paulatinamente aumentando la intensidad o el tiempo, es decir, trotar 30 minutos, luego correr 30 minutos o caminar por 45 minutos y luego caminar por 1 hora.

De esta forma aseguras el mantenimiento de tu nuevo estado físico.

En caso de haberte sometido a una abdominoplastia, además de realizar cardio, debes realizar ejercicios de fuerza que activen el músculo abdominal.

Tras cirugías como gluteoplastia o mamoplastia, cuyo tiempo de recuperación es prolongado, debido a la delicadeza de las zonas, recomendamos empezar por ejercicios cardiovasculares (cardio) y luego, con poco peso, ir incluyendo ejercicios de fuerza que no sean muy exigentes.

Mantente al tanto con tu cirujano para tener conocimiento de cuándo puedes pasar al siguiente nivel con respecto a estas exigencias físicas.

Conoce los precios de algunos de nuestros servicios

 

2. Basa tu dieta en este tipo de nutrientes:

 

no recuperar la grasa después de una liposucciónEn la primera fase, durante el periodo de recuperación:

Hierro

Ayuda a la prevención de la anemia, y disminuir el cansancio.

Está presente especialmente en carnes (se recomienda pollo y pavo), en pescados (atún, salmón y sardinas), vegetales de hojas verdes (brócoli, espinacas, acelgas) y algunas legumbres tales como las habichuelas rojas, garbanzos y lentejas.

Zinc

Favorece la quema de grasa y también ayuda a una cicatrización más rápida.

Está presente en alimentos como hígado de pollo, lomo de ternera y mariscos.

Vitamina C

Este nutriente muy conocido por su influencia en el sistema inmunológico, también facilita la circulación de la sangre, evitando que se formen coágulos.

Se encuentra en cítricos y otras frutas, como la naranja, mandarina, limón, kiwi, fresa, guayaba, ciruela, y en vegetales como los ajíes, col y brócoli.

Complejo B

Super útil, ya que disminuye la sensación de dolor, previene la ansiedad y en conjunto con el zinc, se encarga de reparar los tejidos.

Está presente en alimentos de consumo diario: lácteos, huevos, pollo, pescado, lentejas, espinacas, cereales integrales, etc.

Por otro lado, una vez hayas culminado la fase de recuperación, no eches a un lado estos nutrientes, pero deberás tomar en cuenta que deberás llevar una dieta de bajo índice calórico y con preferencia a alimentos naturales (No procesados) en horas correspondientes.

Así que, ten en mente qué nutricionista será quien te acompañará después del proceso quirúrgico.

 

3. Aligera tu carga emocional

 

Así como lo lees y esperamos que lo entiendas.

El sistema neurológico es el encargado de enviar las señales a cada órgano del cuerpo, y cuando lo mantenemos fuertemente activo, es decir, cuando estamos estresados, puede influenciar en la aparición de estados:

  1. Ansiedad
  2. Bajones de ánimo
  3. Impulsos por alimentos de alto índice calórico
  4. Cambios drásticos de peso

Tomando en cuenta estos tres puntos, ya sabes que, después de una liposucción y también de otro tipos de cirugías similares, tienes el compromiso de dedicarte más a ti y conducirte a una vida más balanceada.

Lo bueno se comparte
  • 15
    Shares