fbpx

Cirugía estética sin riesgo: ¿Es posible?

Cirugía estética sin riesgo: ¿Es posible?


Antes de hablar de una cirugía estética sin riesgo debemos delimitar la misma. Es decir, definir que califica como una cirugía estética.

La cirugía estética es una especialidad de la cirugía plástica, orientada a la mejora de la apariencia de ciertas partes del cuerpo por medio de procedimientos quirúrgicos.

La cirugía estética sin riesgo trata con pacientes, en general sanos y su objeto es la corrección de alteraciones de la norma estética, con la finalidad de obtener una mayor armonía facial y/o corporal o de las secuelas producidas por el envejecimiento.

Esto repercute en la estabilidad emocional, mejorando la calidad de vida, a través de las relaciones profesionales, afectivas, etc.

Aunque la motivación para someterse a una operación de Cirugía Estética es muy personal, hay factores externos que indudablemente influyen. La realidad social actualmente nos exige mantener un aspecto joven. Indudablemente hace que deseemos a toda costa poseer un cuerpo ideal.

La cirugía estética incluye dos tipos:

Cirugía reconstructiva o reparadora:

Generalmente se aplican a personas que han sufrido un accidente. Quizás un golpe fuerte, enfermedad o que por alguna razón han perdido o se les ha destruido una zona de su cuerpo y necesitan de esta cirugía para repararla.

La labor de los médicos especialistas en estas operaciones es intervenir para reparar la parte afectada.  

También es utilizada con personas que han nacido con alguna deformidad en su cuerpo.

Algunos nacen con defectos en el rostro y necesitan someterse a una cirugía reconstructiva para poder componer la zona afectada.

Cirugía estética o cosmética

Tiene por finalidad modificar partes del cuerpo insatisfactorias para el paciente. También se aplica para mejorar la estética facial y rejuvenecer la piel. Entre ellos se encuentran la lipoescultura, liposucción, la mamoplastía de aumento, etc. en muchos casos, predominan razones médicas.

¿Cuáles son los riesgos de las cirugías estéticas?

Toda intervención quirúrgica, implica ciertos riesgos. Semanalmente, los cirujanos plásticos llevan a cabo con éxito decenas de operaciones. Sin embargo, cada paciente debe tener en cuenta que todo tratamiento conlleva riesgos.

Los principales riesgos y complicaciones de la cirugía estética son: el rechazo de los implantes, trastornos de la sensibilidad, coloración cutánea anormal, necrosis de tejidos, asimetría, cicatrización anormal, dolor y reacciones alérgicas al anestésico.

A pesar de que trabajamos de una manera estéril, no se puede descartar al 100% una infección. Sin embargo, el riesgo de infección es bajo. En la mayoría de los casos, inferior al 1%. A veces se produce una alteración de la cicatrización o un sangrado.

Habitualmente, las consecuencias de estas complicaciones se pueden corregir mediante una o más operaciones adicionales.

¿Cómo realizarse una cirugía estética sin riesgo?

Los pacientes deben ser honestos en las evaluaciones para que los doctores puedan hacer las estimaciones correctas.

Por ejemplo, fumar es una de las causas más importantes de riesgo en el quirófano.

Por ello, le recomendamos que deje de fumar. O en su defecto que no fume al menos durante las tres semanas anteriores a la intervención.

Un estado de salud general mermado, el sobrepeso y la edad también son factores que aumentan la posibilidad de que se presenten riesgos.

O en su defecto que no fume al menos durante las tres semanas anteriores a la intervención. Un estado de salud general mermado, el sobrepeso y la edad también son factores que aumentan la posibilidad de que se presenten riesgos.

Determinadas enfermedades, el uso de medicación y el consumo de drogas pueden aumentar la probabilidad de riesgo en la cirugía.

Además, existen procedimientos que conllevan menos riesgo, independientemente de los factores mencionados anteriormente.

Ver también: ¿Cómo elegir el procedimiento estético adecuado para ti?

La laserlipólisis cirugía estética sin riesgo

Laserlipólisis o Lipoláser es un tratamiento para eliminar grasa acumulada. El mismo consiste en la aplicación de una fibra óptica que conduce una luz láser de forma transcutánea.

La emisión específica del tipo de láser empleado, permite destruir el tejido graso y obtener una contracción importante de la piel. Actualmente es la propuesta ideal.

Además de estos efectos, el Lipoláser tiene otros beneficios. El láser provoca un efecto coagulante (reducción del sangrado) y menor trauma mecánico en el procedimiento.

Estos dos puntos producen una recuperación mucho más liviana. Gracias a que el componente inflamatorio que se desencadena es leve.

Lo que se traduce como una buena opción a elegir cuando de cirugía estética se trata.


Claribel nos habla de su experiencia con la Laserlipólisis

Te puede interesar:  Cirugía Plástica en República Dominicana

En resumen, toda intervención conlleva un riesgo. Lo importante aquí es asegurarnos de que entendemos lo que se nos explica. Además, elegir un buen especialista en la materia, una clínica estética recomendada.

Hablar abiertamente de nuestras dudas sobre el procedimiento, nos ahorrará malos entendidos y obtendremos mejores resultados.

Fuentes:

https://secpre.org/pacientes/que-es-la-cirugía-plástica

Lo bueno se comparte